Skip to content
Skip to content

En el 2017, la Internet Society publicó un estudio exhaustivo para lograr una mejor comprensión de las fuerzas de cambio que darán forma a Internet en los próximos cinco a siete años: El informe global de Internet para 2017: los caminos para nuestro futuro digital. Estas fuerzas, o "Impulsores del cambio", se identificaron a través de consultas extensas con expertos dentro y fuera de la comunidad global de la Internet Society. Los impulsores abarcan oportunidades y desafíos tecnológicos, económicos, de regulación, de seguridad y relacionados con la red para el Internet del futuro. Entre las fuerzas impulsoras que nuestra comunidad identificó se encuentra la economía de Internet.

Específicamente, la comunidad identificó la preocupación de que la falta de competencia y la mayor concentración del mercado podrían tener graves implicaciones para la evolución y el uso técnico de Internet. Por lo tanto, nuestro objetivo para este nuevo informe fue explorar las tendencias de consolidación en la economía de Internet, guiados por la pregunta central: ¿Existen tendencias de consolidación en la economía de Internet? Y, de ser así, ¿cómo afectará la consolidación a la evolución y el uso técnico de Internet?

La consolidación no es un fenómeno nuevo, sino que suele ser una evolución natural a medida que las industrias y los mercados se desarrollan. Las oportunidades para reducir costos, ampliar la participación de mercado y mejorar la escalabilidad son incentivos intrínsecos en cualquier dominio económico donde las compañías adquieren competidores o incorporan partes de la cadena de producción. Esto también es válido para la economía de Internet, donde hemos visto algunas tendencias de consolidación en varios mercados. Estos se entienden como fuerzas crecientes de concentración, integración vertical y horizontal y oportunidades reducidas para la entrada del mercado y la competencia.

El hecho de que algunas corporaciones dominan gran parte de Internet no es una novedad. Hoy, un puñado de actores juegan un papel importante en nuestras sociedades cada vez más conectadas. En este contexto, es importante considerar cuáles son las implicaciones de esas tendencias, no solo desde una perspectiva económica, sino también en términos de cómo pueden configurar Internet en los próximos años.

Lo que se hizo evidente a lo largo de este trabajo es que la consolidación en la economía de Internet plantea un conjunto de asuntos mucho más complejo que el que suele cubrir la prensa popular. Investigar tendencias de consolidación es, de hecho, una tarea desafiante porque su impacto es un tema complejo de beneficios y amenazas. Mientras los formuladores de políticas y otros responsables de la toma de decisiones lean este informe, esperamos que comiencen a comprender este matiz, que se manifiesta en una serie de capas diferentes pero interrelacionadas de la economía de Internet: aplicaciones y servicios, servicios de acceso e infraestructura de servicios.

En este informe, describimos cuáles creemos que son los beneficios y las amenazas, y qué características de las tendencias actuales de consolidación consideramos importantes a medida que miramos hacia el futuro. Como tal, este informe no pretende proporcionar un análisis económico en profundidad, sino más bien un conjunto de observaciones que se recopilaron mediante la investigación y con la ayuda de nuestra comunidad global.

Si bien la mayoría de las preguntas siguen sin respuesta, creemos que muchas de ellas son demasiado importantes como para ignorarlas. En su lugar, este proyecto generó aún más preguntas que dejaron en claro que la consolidación es un tema que requerirá más trabajo. El trabajo no lo debemos realizar solo nosotros, sino también en colaboración con una comunidad de Internet más amplia.