Skip to content
Skip to content

Internet Society desarrolla sus informes globales de Internet para que la comunidad global de Internet conozca las características importantes de la evolución de Internet. El informe suele contener algunas recomendaciones sobre el tema y propone medidas para tomar o evitar según lo requieran el tema y las condiciones. Este año, examinamos los temas de la concentración y la consolidación en Internet.

No cabe duda de que Internet se enfrenta a un cambio debido a la concentración y la consolidación. Los dos patrones están vinculados, pero aún así son distintos. Podemos observar los patrones en varios niveles:

  • el tránsito en Internet se está consolidando. Los operadores de tránsito de larga distancia son cada vez menos pero más grandes debido a las fusiones y adquisiciones. Incluso en la provisión de acceso, algunas jurisdicciones están viendo un menor número de proveedores de servicios de Internet (ISP, Internet Service Providers), pero más grandes, y ofertas consolidadas en todo el mercado.
  • La provisión de servicios de Internet estándar se está consolidando en grandes proveedores. Desde hace varios años, por ejemplo, la mayor parte del tráfico del Protocolo simple de transferencia de correo (SMTP, Simple Mail Transport Protocol) ha provenido de unos pocos proveedores de servicios de correo, quienes brindan ese servicio a un gran porcentaje de usuarios de Internet, incluidas las empresas. De manera similar, los servicios del Sistema de nombres de dominio (DNS, Domain Name System) se han operado históricamente de forma muy distribuida. Hoy en día, un pequeño número de grandes proveedores brindan servicio a los dominios de los dominios más importantes a nivel comercial en Internet, y la resolución real de los nombres (convertir los nombres en los que hacemos clic en números que se conectan entre computadoras) suele ser proporcionada por un pequeño número de solucionadores. Los protocolos del DNS incluso están cambiando de una manera que refuerza esta tendencia.
  • La infraestructura, tanto para explotar servicios como para ejecutar aplicaciones, se proporciona cada vez más en entornos de computación en la nube y de borde. Estos servicios brindan incluso a los clientes más pequeños las capacidades que antes estaban disponibles solo para los operadores más grandes, si es que siquiera estaban disponibles.
  • Las aplicaciones y plataformas web, que se crean sobre la red pública pero que suelen depender de las interfaces de programación de aplicaciones (API, Application Programming Interfaces) de propiedad exclusiva, parecen funcionar como cuasi monopolios. Están sujetas a una economía influyente, donde solo las más grandes y famosas se benefician.

Todos estos patrones se pueden observar en Internet hoy en día. Cada uno tiene el potencial de alterar el funcionamiento de Internet y juntos pueden representar un desafío para la arquitectura tradicional de Internet. Pueden cambiar el tipo de desarrollo que deberíamos esperar.

Es importante destacar que esta evolución no es necesariamente buena o mala. Es simplemente un hecho perceptible sobre la evolución de Internet. Este año, Internet Society tuvo la intención de exponer en qué consiste esa evolución, lo que podría significar para los usuarios de Internet y cuáles podrían ser las respuestas técnicas y políticas adecuadas.

Descubrimos que nos habíamos propuesto una tarea irrazonable. Nuestro análisis no condujo a un conjunto claro de recomendaciones, sino a un conjunto aún más grande de preguntas que creemos que necesitan respuestas antes de que tengamos algo razonable que recomendar.

Por supuesto, saber lo que uno no sabe ya es un avance respecto de la pura ignorancia. Y podemos decir que hemos descubierto indicadores en ambas direcciones. Por ejemplo, podemos ver que algunas opciones para las personas en Internet se han vuelto claramente mejores, más baratas o ambas cosas debido a la existencia de economías de escala muy grandes. Algunas plataformas se han vuelto tremendamente exitosas y podríamos inferir razonablemente que esto se debe en parte a que proveen algo que sus usuarios quieren.

Además, los grandes proveedores pueden aportar la experiencia técnica que la mayoría de las empresas comunes no pueden: solo los grandes operadores tienen la capacidad de emplear expertos en protocolo y seguridad especializados, por ejemplo. Al mismo tiempo, la consolidación del servicio de Internet en unos pocos sistemas de propiedad exclusiva controlados por pocas (quizás incluso menos) compañías con enormes recursos financieros puede suponer un desafío tanto para Internet como para la sociedad en general. Además, los sistemas altamente integrados que dependen de un solo proveedor pueden ser más frágiles o estar sujetos a fallas que tengan efectos generalizados.

En consecuencia, este informe global de Internet proporciona las preguntas para los esfuerzos posteriores por responder. Tales esfuerzos permitirán una mayor comprensión que puede proporcionar el camino a seguir para la comunidad global de Internet. Durante el próximo año, Internet Society realizará la investigación necesaria con el objetivo de proporcionar un programa más positivo en el siguiente informe. Al mismo tiempo, esta incertidumbre nos advierte a todos de una acción legislativa o normativa demasiado precipitada. Es posible que algunos desarrollos que parezcan alarmantes puedan resultar, en general, beneficiosos para las personas, y sería lamentable que esos buenos desarrollos resultaran dañados por normas o leyes precipitadas.

Este informe global de Internet nos dice que Internet Society tiene mucho trabajo por hacer. Debemos entender qué significa la concentración y la consolidación en Internet, tanto para su arquitectura como para la sociedad en general que depende de Internet. Debemos entender lo que realmente le está sucediendo a Internet para garantizar que construyamos una Internet para todos.