Cómo vemos la Internet

Cuando pensamos en Internet, muchos pensamos más allá de la tecnología de Internet en sí. Por definición, Internet es un sistema técnico, una infraestructura de comunicaciones que permite la interconexión de redes de todo el mundo. Sin embargo, en los últimos veinte años, Internet se ha convertido en mucho más que una tecnología. Con más de 3500 millones de personas en línea, hoy en día Internet es una parte integral del tejido social y económico de muchas comunidades del mundo entero.

Tomando en cuenta las opiniones vertidas en las entrevistas que sirvieron de base a este informe, utilizamos el término “Internet” para referirnos no solo a la infraestructura técnica, sino también a la totalidad del ecosistema social y económico al que ha dado origen.

La Internet Society escribe con mayúscula el término “Internet” para diferenciar la Internet global de las “internets” genéricas, que pueden referirse a cualquier grupo de redes informáticas interconectadas. 1 https://www.internetsociety.org/internet/what-internet/history-internet/brief-history-internet

Propiedades fundamentales de Internet

En la historia de la humanidad, son pocas las tecnologías que han generado un cambio social y económico tan generalizado en un período de tiempo relativamente tan corto. Con un crecimiento de 400 millones de usuarios en el año 2000 a 3500 millones de usuarios el día de hoy —un aumento de casi el 900 por ciento—, Internet ha tenido un impacto sin precedentes en la economía y las sociedades del mundo entero.

A la inversa, el impacto de Internet en la sociedad también ha transformado a la propia Internet. Ya no solo se utiliza para el correo electrónico, páginas web estáticas y foros de discusión. La Internet de hoy es muchísimo más que eso. Es un espacio dinámico para la colaboración, el comercio y la expresión. En la actualidad, el video representa más de dos tercios de todo el tráfico de Internet a nivel mundial y la cantidad de personas que acceden a Internet a través de un dispositivo móvil supera a las que se conectan desde una computadora. Internet ha cambiado los sistemas políticos, revolucionado los negocios y dado nueva forma a comunidades alrededor del mundo.

A pesar de este dinamismo, ciertas propiedades de Internet todavía persisten. Estas propiedades —a las que llamamos invariantes— han sido la base de Internet desde sus inicios. Al mismo tiempo, estas invariantes son la razón por la cual Internet se ha convertido en un recurso tan dinámico. Estas propiedades técnicas son la esencia del éxito de Internet, ya que permiten que los usuarios aprovechen plenamente sus beneficios.

Invariantes de Internet

Alcance global, integridad

El servicio de enrutamiento, nombres y direccionamiento garantiza que Internet sea verdaderamente global. Un usuario puede llegar a sitios web, direcciones de correo electrónico, teléfonos inteligentes o cualquier otro dispositivo conectado a Internet y confiar en que la información recibida es la información solicitada.

Propósito general

Internet no impone limitaciones inherentes a las aplicaciones y servicios que soporta. Internet soporta más que la World Wide Web y el correo electrónico.

Soporta la innovación sin permiso

Los emprendedores o creadores no necesitan pedir permiso para crear un nuevo servicio en Internet. Esta “innovación sin permiso” es crítica para el éxito de Internet, ya que elimina las barreras de entrada. De la World Wide Web a las redes sociales, de bittorrent a las bitcoins, muchas de las aplicaciones que millones de usuarios de Internet utilizan todos los días fueron posibles gracias a esta innovación sin permiso.

Accesibilidad

No hay limitaciones sobre quién puede acceder a Internet: solo hace falta una conexión. Cualquiera puede usar su conexión para crear y compartir contenido, pero también para conectar redes totalmente nuevas, como pequeñas redes comunitarias locales.

Basada en la interoperabilidad y el acuerdo mutuo

Internet es una red de redes. Funciona porque estas redes pueden comunicarse entre sí sobre la base de estándares abiertos para las tecnologías que lo soportan y acuerdos entre los operadores de red. Jari Arkko, expresidente del IETF, fue quizás quien lo expresó mejor: “No se me ocurre un mejor ejemplo donde interoperabilidad sea más importante que la Internet de las Cosas. Sin interoperabilidad, los interruptores no podrían encenderán las luces, su teléfono no podría leer los sensores y los dispositivos no podrían utilizar las redes que los rodean”.2 Blog by Jari Arkko, An Interoperable Internet of Things: https://www.ietf.org/blog/2016/01/an-interoperable-internet-of-things/

Colaboración

Las diferentes partes interesadas que apoyan las operaciones de Internet colaboran para asegurar que Internet continúe funcionando, creciendo y desarrollándose. Este espíritu de colaboración existe incluso entre competidores del sector privado y entre grupos que de otra forma no colaborarían (por ejemplo, entre la comunidad técnica y la sociedad civil). Colaboración cuando que sea necesario, competencia cuando sea posible.

Tecnología, bloques funcionales reutilizables

Internet se compone de múltiples tecnologías que, juntas, dan forma a la Internet que conocemos hoy. Sin embargo, cada tecnología o bloque funcional puede ser utilizado para propósitos diferentes a aquellos para los cuales fue desarrollado. No debe haber restricciones que impidan utilizar las funciones de las tecnologías que componen Internet para futuras innovaciones.

Sin favoritos permanentes

Internet no tiene favoritos. En la década de 1990, Netscape y Mosaic estaban entre los navegadores más populares en Internet. Antes de Facebook y Twitter, MySpace era la red social dominante. Hoy en día, las personas que acceden a Internet a través de un dispositivo móvil son más que aquellas que lo hacen a través de una computadora de escritorio. Muchas veces, nuevas tecnologías y aplicaciones reemplazan a tecnologías anteriores. Esto es parte de la evolución natural de Internet.

Principios que guían el trabajo de la Internet Society

La Internet Society cree que Internet empodera a los usuarios con ciertas capacidades. Estas capacidades son la base del valor social que Internet ofrece a las personas. Mirando hacia el futuro, estas capacidades deben permanecer en el centro de la experiencia de Internet para todos, en todas partes.  

Capacidad de conectarse

Internet fue diseñada de manera de garantizar la conectividad de cualquier lugar a otro. Sin importar dónde vivan, todos los usuarios de Internet deben poder conectarse a cualquier otro punto en Internet, sin impedimentos técnicos ni de otro tipo. Esta capacidad de conectar a las personas es fundamental para el valor de Internet como plataforma para la innovación, la creatividad y las oportunidades económicas.

Capacidad de expresarse

El valor de Internet como un medio para la autoexpresión depende de la capacidad de sus usuarios de hablar libremente. Las comunicaciones privadas, seguras y —cuando corresponda— anónimas garantizan que los usuarios de Internet puedan expresarse de forma segura. Todos los usuarios de Internet deben tener los medios para comunicarse y colaborar sin restricciones.

Capacidad de innovar

El crecimiento de Internet es el resultado directo del modelo abierto de conectividad y desarrollo de estándares de Internet. Cualquier persona u organización debe poder desarrollar y distribuir nuevas aplicaciones y servicios, sin restricciones gubernamentales ni del sector privado, para que cualquiera los utilice.

Capacidad de compartir

Internet permite compartir, aprender y colaborar. El resultado de esta capacidad de compartir ha sido el desarrollo abierto de los componentes clave de Internet, entre ellos el sistema de nombres de dominio (DNS) y la World Wide Web. Para ello, el concepto de uso legítimo (fair use) y la libertad de desarrollar y utilizar software de código abierto son fundamentales.

Capacidad de escoger

La capacidad de elección de los usuarios y la existencia de mercados de comunicaciones competitivos dan por resultado la disponibilidad de servicios relacionados con Internet mejores, más baratos y más innovadores. Un entorno de acceso a Internet caracterizado por la capacidad de elección y la transparencia permite que los usuarios mantengan el control de su experiencia en Internet.

Capacidad de confiar

La capacidad de conectarse, expresarse, innovar, compartir y escoger depende de la confianza. La seguridad, la confiabilidad y la estabilidad de la red, las aplicaciones y los servicios son fundamentales para generar confianza en línea.