Internet y El Mundo Físico

Las líneas de separación entre el mundo digital y el mundo físico seguirán borrosas, alterando las economías de todo el mundo, pero también planteando una serie de preocupaciones de seguridad y privacidad.
the-internet-and-the-physical-world

Resumen

La Internet de las cosas (IoT) está borrando la separación entre Internet y nuestro mundo físico. Gartner predice que en 2017 habrá 8400 millones de “cosas” conectadas y que en 2010 esta cifra aumentará a más del doble —20 mil millones—.1 Gartner source: http://www.gartner.com/newsroom/id/3598917 La IoT no es nueva, pero la combinación de un ancho de banda cada vez mayor, la tecnología de los sensores y la inteligencia artificial (AI) podría desencadenar una explosión de conectividad. Virtualmente todo lo que se pueda conectar se conectará. Esto transformará economías y sociedades enteras.

Aunque la innovación trae oportunidades, el cambio hacia un mundo hiperconectado plantea preguntas e incertidumbres que son clave para el futuro. Dado que Internet se usará para controlar objetos, infraestructura y gran parte de nuestro entorno, hay preguntas sobre la privacidad, interoperabilidad, regulación y seguridad que deberán ser respondidas en forma urgente.

La convergencia de los mundos físico y digital cambiará fundamentalmente lo que significa estar en línea y esto tendrá consecuencias de largo alcance para la sociedad y para todos los sectores de la economía, desde la medicina hasta la manufactura.
Para que la Internet de las Cosas prospere, se deberá abordar la seguridad de los dispositivos conectados.
Si no se implementan salvaguardias apropiadas para garantizar la transparencia y el control por parte del usuario, la IoT podría utilizarse para recopilar y utilizar datos de una manera que podría socavar aún más la privacidad y profundizar la vigilancia.
La interoperabilidad será fundamental para el éxito general de la Internet de las Cosas y para maximizar su impacto positivo en la economía global.

Explore how The Internet & the Physical World relates to:

Implicancias socioeconómicas de la convergencia de los mundos digital y físico

Cuando prácticamente cualquier objeto pueda conectarse a Internet, la convergencia de nuestros mundos digital y físico será cada vez mayor. La Internet de las Cosas es la base de esta convergencia. Sin embargo, la IoT no es una única tecnología sino un conjunto de aplicaciones y capacidades, servicios e infraestructura que proporcionan la inteligencia necesaria para lograr que los objetos conectados sean de utilidad. Los desarrollos en el campo de la inteligencia artificial habilitarán nuevas formas de interactuar con los objetos conectados a través de la voz o los gestos, a la vez que los datos generados por la IoT impulsarán la realidad virtual y aumentada. La Internet de las Cosas y la inteligencia artificial, sumadas al aumento del ancho de banda y el avance de las tecnologías de los sensores, nos acercan a un estado de convergencia donde se desdibujan los límites entre lo digital y lo físico. Pero para que todo esto suceda, necesitaremos conectividad ubicua, confiable y segura en todo el mundo.

Estamos entrando en una nueva fase de evolución tecnológica, una fase en la que Internet se integrará plenamente en cada parte de nuestras vidas: la forma en que aprendemos, cómo trabajamos, cómo compramos y cómo nos trasladamos. Sector privado, Europa

La Internet de las Cosas podría crear un mundo en que Internet esté plenamente integrada en todos los aspectos de la economía y la sociedad. Podría reducir las tareas repetitivas, liberando así a los trabajadores que podrían dedicarse a los aspectos creativos y no rutinarios de sus trabajos. No obstante, a medida que esta convergencia cobra fuerza, cada industria se enfrenta a una disrupción que podría cambiar o incluso destruir puestos de trabajo.

La Internet de las Cosas, la realidad virtual y la inteligencia artificial están cambiando la naturaleza del trabajo de una manera que podría empoderar y liberar a las personas y reducir las desigualdades entre las personas y entre los países; sin embargo, el resultado también podría ser diametralmente opuesto. Académico, Europa

La Internet de las Cosas también implica una convergencia de las industrias digitales y analógicas, por ejemplo, una convergencia de las empresas de tecnología y las manufactureras. La Internet evolucionará: dejará de ser dominada por las aplicaciones web y móviles para pasar a ser una Internet que impregna cada uno de los aspectos del mundo físico. Esto cambiará la dinámica de mercado actual y aumentará la competencia entre la industria tradicional y el sector de las TIC.

Los marcos regulatorios específicos actualmente vigentes para cada industria no son adecuados para un mundo en el que la conectividad borra las líneas entre los diferentes sectores de la economía. Los formuladores de políticas tendrán un doble desafío: primero, evitar quedar rezagados con respecto a los cambios tecnológicos; segundo, evitar regulaciones desproporcionadas y potencialmente dañinas en respuesta a las amenazas de seguridad a medida que éstas evolucionen.

“Los países deben mejorar sus políticas industriales y marcos de protección al consumidor de modo de estar preparados para la IoT... Los marcos nacionales sobre la IoT también deberán incorporar consideraciones culturales que afectarán el desarrollo de la IoT. Miembro de ISOC, África

Aunque las casas y ciudades inteligentes pueden mejorar nuestras vidas, la promesa de miles de millones de dispositivos conectados a la IoT transmitiendo datos en forma constante plantea muchos interrogantes. Podríamos ver un aumento de la vigilancia, una mayor degradación de la privacidad y una creciente dependencia de la recolección de datos, su análisis y curación. Las consecuencias para la privacidad serían profundas. Sin salvaguardias, cada vez se recopilarán y utilizarán mayores cantidades de datos sin conocimiento o control por parte del usuario.

La IoT hará que la información personal que hasta ahora es privada esté disponible públicamente y que sea 'publicada'. Tecnólogo, Medio Oriente

¿Y si... la Internet de las Cosas nunca desarrolla estándares abiertos e interoperables?

Pelea entre hermanos: ¿por qué mis bombillas se niegan a hablar con mi interruptor?

¿Recuerdas cuando la tecnología iba a simplificar nuestras vidas? Piensa en todas esas publicidades que mostraban personas sonrientes usando dispositivos que funcionaban a las mil maravillas. Bueno, la vida no es así. ¿Pero es necesario que todo sea tan complicado? ¿Debo pasar horas toqueteando los paneles de control para que todas las diferentes partes de mi casa funcionen unas con otras, y horas hablando por teléfono con el servicio de atención al cliente cuando no lo hacen?

La urgente necesidad de seguridad en la IoT

Los dispositivos conectados agregan una enorme complejidad a un entorno de seguridad que de por sí ya es complejo. También aumentan lo que está en riesgo, con un mayor potencial de amenazas cibernéticas que podrían dañar los bienes físicos y perjudicar vidas humanas. Estamos adoptando la IoT más rápido de lo que podemos dotarla de seguridad. Este apuro se ve acelerado por el creciente número de nuevos entrantes y la presión para liberar rápidamente los dispositivos producidos con conexión a Internet sin priorizar la seguridad.

En lugar de copiar a otros, África debe desarrollar la agricultura, la inteligencia artificial y la Internet de las Cosas de manera de responder a los desafíos específicos del continente. Sin embargo, será necesario asegurar un mayor nivel de seguridad a medida que aumenten los ataques. Miembro de ISOC, África

El ataque de Mirai de 20162 https://krebsonsecurity.com/2016/10/hacked-cameras-dvrs-powered-todays-massive-internet-outage/ muestra claramente el efecto que los dispositivos tipo plug-and-play controlados a distancia y conectados a la IoT pueden tener sobre la Internet en general. Muchos de los dispositivos conectados que hoy en día están en el mercado incorporan medidas de seguridad muy limitadas y no se actualizarán durante la vida útil prevista. Este crecimiento explosivo del número de dispositivos conectados —en el transporte, en la ropa inteligente, en la salud, en las casas inteligentes y en los sistemas de alarma— altera el paisaje de las amenazas cibernéticas en formas que no tienen precedentes. La falta de acuerdo sobre los marcos de seguridad y las mejores prácticas para la IoT puede poner en riesgo la seguridad de las personas en todo el mundo.

La IoT agrava cada problema de seguridad que hayamos visto y multiplica cada uno de los problemas de la Internet. Su tostadora podría estar enviando spam. Tecnólogo, América del Norte

¿Los gobiernos aumentarán la regulación de Internet en respuesta a este nuevo panorama de amenazas? De ser así, ¿sus respuestas serán eficaces y respetuosas de la privacidad y la autonomía personal? Cuanto mayor es el riesgo para la infraestructura crítica, mayor es la necesidad percibida de intervención por parte de los gobiernos. Si las amenazas a la infraestructura crítica provienen de algo tan inocuo como las lámparas conectadas a Internet, los gobiernos podrían verse tentados a regular de manera muy detallada y prescriptiva.

Todas las partes interesadas, desde los usuarios hasta los fabricantes y los gobiernos, tendrán que ser más conscientes de la seguridad y trabajar juntos hacia un entorno de seguridad más completo y resiliente. La industria de seguros puede ejercer influencia sobre el mercado, por ejemplo, al exigir que los sistemas o dispositivos tengan certificaciones de seguridad para asegurar a sus propietarios.

Una solución sostenible y eficaz a largo plazo requerirá de una colaboración continua y el compromiso de parte de los fabricantes y proveedores de servicios de que incorporarán privacidad y seguridad en sus procesos de diseño, desde la concepción inicial hasta el soporte a largo plazo y las actualizaciones. Antes de poder realizar todos los beneficios de la economía de Internet, debemos abordar los problemas de seguridad relacionados con la IoT.

“La seguridad y la confianza del consumidor serán la clave. Con la tecnología actual es imposible incorporar seguridad y esto preocupa a los gobiernos. Es importante tener seguridad para aprovechar todo el potencial de Internet. La seguridad y la confianza son críticas, por lo que los sectores público y privado deben trabajar juntos. Debería haber un estándar. Este es un desafío para los gobiernos. Gobierno, Asia-Pacífico
Perteneciente a

¿Y si... la convergencia de los mundos digital y físico mejora la forma en que muchos de nosotros comemos?

Conectividad generalizada y datos a gran escala (big data) frenan el cambio climático, una hamburguesa a la vez

En la década de 2000, la industrialización de los alimentos significaba que un solo plato podía contener elementos de docenas de orígenes. Pero los escándalos alimentarios parecían no parar: fórmula para bebés contaminada, carne de caballo en las hamburguesas y otros problemas mucho peores. La regulación no podía seguir el ritmo de las oportunidades a lo largo de una cadena de suministro cada vez más larga que intentaba que la comida fuera más barata, entregando peor calidad y falsificando su procedencia para lograr un mejor precio.

Internet de los Objetos, la interoperabilidad y el futuro de Internet

La interoperabilidad es fundamental para el éxito del Internet de los Objetos. (IoT). Gran parte de la promesa de IoT se basa en el supuesto de que todo cae en una estructura común, con sistemas y datos que son interoperables. McKinsey & Company estima que “el 40 por ciento del valor total que se podría desbloquear requiere que diferentes sistemas de la IoT trabajen juntos”.3 http://www.mckinsey.com/business-functions/digital-mckinsey/our-insights/the-internet-of-things-the-value-of-digitizing-the-physical-world Esto no sucederá por sí solo. Si los estándares y las interfaces de programación de aplicaciones[2] (APIs) de la IoT tienen propietario —especialmente en los primeros tiempos, cuando comienza el desarrollo de productos—, puede que no sea posible optimizar la infraestructura de red y estimular la innovación. Como dijo Jari Arkko, anteriormente Chair del IWTF, “Sin interoperabilidad, los interruptores no encenderán las luces, su teléfono no podrá leer los sensores y los dispositivos no podrán utilizar las redes que los rodean”.4 An application programming interface (API) is a set of protocols, routines, functions and/or commands that programmers use to develop software or facilitate interaction between distinct systems. Source: https://www.techopedia.com/definition/24407/application-programming-interface-api Como predijo un tecnólogo en Asia, “podría ocurrir que durante un tiempo no se optimice la infraestructura de Internet construida para la IoT debido a la falta de interoperabilidad entre los sistemas que la componen”.

A todo el mundo le encanta una tostadora conectada a la red. Pero la interoperabilidad y la seguridad se convierten en factores muy importantes... al menos para los tecnólogos. A los consumidores no les importará... Tecnólogo, América del Norte

La interoperabilidad, los estándares y los protocolos, y la seguridad están entrelazados y son fundamentales para el éxito de la IoT. Sin ellos, nos enfrentamos a un tipo diferente de fragmentación —una donde los dispositivos y sistemas simplemente no funcionarán unos con otros—. Las personas dudarán en adoptar la IoT si no la pueden integrar con otras tecnologías, si es demasiado compleja para administrarla fácilmente o si corren el riesgo de quedar “atrapados” con un proveedor determinado.6 https://www.internetsociety.org/doc/iot-overview

La presión por llegar a ser un líder significa que las empresas se apresurarán a ofrecer cada vez más dispositivos para la IoT que empleen tecnologías propietarias o no estándares. Para masificar el uso de estos dispositivos en Internet, se requerirán puertas de enlace localizadas que integren y sirvan de puente entre las tecnologías y dispositivos propietarios y la Internet. La proliferación de puertas de enlace/puentes entre los dispositivos propietarios de la IoT y el resto de la Internet abierta y de extremo a extremo presentará nuevos desafíos de interoperabilidad para Internet. Tecnólogo, Medio Oriente

La IoT demandará una cantidad de infraestructura de comunicación y almacenamiento de datos sin precedentes que exigirá importantes inversiones para asegurar la seguridad y la privacidad. En algunos casos, podría ser necesario construir redes de acceso especializadas para soportar los sensores, por ejemplo, en las ciudades inteligentes. Esto aumentará la demanda de redes, suministro de energía y direccionamiento de Internet. Para que la IoT funcione, se deberá producir la migración a IPv67 https://www.internetsociety.org/what-we-do/internet-technology-matters/ipv6 —y se deberá producir rápidamente—.

Nuestra comunidad es optimista acerca de la capacidad que tendrán los ISP de suministrar ancho de banda suficiente para satisfacer las crecientes demandas que surgirán en el futuro. De hecho, los encuestados en América Central, África Occidental, islas del Océano Índico y Oriente Medio confían que el déficit actual pasará a ser un superávit en los próximos cinco años.
Perteneciente a

Recomendaciones

Creemos que la clave del futuro es poner a la humanidad en el centro del mundo en línea. Estas son recomendaciones de posibles caminos para que podamos realizar la promesa de Internet para todos los ciudadanos del mundo.

Inteligencia Artificial

Los avances en inteligencia artificial tendrán un impacto significativo en la convergencia entre el mundo digital y el mundo físico al permitir nuevos servicios y medios de interacción con la red.

Redes, Estándares & Interoperabilidad

El despliegue completo de IoT y servicios relacionados depende fundamentalmente de la conectividad ubicua y el aumento del ancho de banda..

Economía Internet

La expansión del Internet de los Objetos implica una convergencia de las industrias digitales y analógicas que perturbarán las actuales estructuras de mercado y promoverán una mayor competencia entre el sector de las TIC y las industrias tradicionales.