¿Y si... la Internet de las Cosas nunca desarrolla estándares abiertos e interoperables?

Pelea entre hermanos: ¿por qué mis bombillas se niegan a hablar con mi interruptor?

¿Recuerdas cuando la tecnología iba a simplificar nuestras vidas? Piensa en todas esas publicidades que mostraban personas sonrientes usando dispositivos que funcionaban a las mil maravillas. Bueno, la vida no es así. ¿Pero es necesario que todo sea tan complicado? ¿Debo pasar horas toqueteando los paneles de control para que todas las diferentes partes de mi casa funcionen unas con otras, y horas hablando por teléfono con el servicio de atención al cliente cuando no lo hacen?

Hace un mes cambié de proveedor de electricidad. Mi nueva empresa prometió una tarifa más baja y dijo que cambiar mi medidor inteligente por el suyo no sería significaría ningún problema. Ahora, todos los meses ahorro el precio de una taza de café en mi cuenta de electricidad, pero tres de cada cinco mañanas debo ducharme con agua fría.

Ya ven, tonto de mí, debería haber sabido que el calentador se ofendería y que se negaría a hablar con el nuevo medidor inteligente. Y que luego la reacción del medidor inteligente sería intimidar al calentador hasta que se rindiera. Después, el calentador comenzaría una huelga total. El resultado: ¡no tengo agua caliente y el único ahorro en la factura de calefacción se debe a que mis radiadores ya no funcionan!

En términos técnicos, según me dice en forma condescendiente mi hijo adolescente con conocimientos de IT, los sistemas operativos son incompatibles. Se basan en protocolos diferentes y propietarios desarrollados por cada una de las empresas con las que trato. Lo que sea que eso signifique. ¿No es razonable esperar que los fabricantes dejen de lado sus sueños de dominación mundial y se concentren en fabricar productos que funcionen?

Ahora, mi hijo me dice que debo cambiar las bombillas. Pronto, tampoco funcionarán con el nuevo sistema. Bueno, no te preocupes por mí. Yo me quedaré aquí sentado en la oscuridad...

Estas preguntas exploran cómo Internet podría evolucionar. Pero el camino que tomamos depende de nosotros.

Perteneciente a