¿Y si... el surgimiento de nuevos poderes estatales y corporativos implica un cambio fundamental para nuestro modelo actual de gobernanza de Internet?

Angerland vende su lugar en el Consejo de Seguridad de la ONU a Majuscule

Mediante un acuerdo reservado, la República de Angerland vendió su lugar no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU a Majuscule, el gigante mundial de la información. Aunque no se realizó ninguna declaración oficial, la Representación Permanente de Angerland ante las Naciones Unidas ahora es encabezada por Ralph White, Presidente de Relaciones Externas de Majuscule. Angerland presidirá  el Consejo de Seguridad en la primavera de 2026.

Majuscule comentó a nuestro reportero en Nueva York que White está “adscripto” a la misión de Angerland para “compartir información e ideas”. Sin embargo, nos hemos enterado de que a cuatro empleados del Departamento de Asuntos Exteriores, incluido el Embajador ante las Naciones Unidas, se les ha ordenado regresar a la capital con apenas tiempo para despejar sus escritorios. La delegación fue reemplazada por empleados de Majuscule, cuyas tarjetas personales incluyen el símbolo nacional de Angerland dentro del logotipo de Majuscule.

El presidente del Consejo de Seguridad tiene autoridad para definir la agenda, presidir los debates y supervisar cualquier crisis de seguridad que se produzca durante su mandato. Respetado como un operador eficaz e imparcial sin demasiado en juego, las anteriores presidencias de Angerland en el Consejo de Seguridad de la ONU y la UE fueron muy exitosas. Un alto funcionario de la ONU que prefirió mantener su anonimato nos dijo lo siguiente: “Cuando Angerland preside, las cosas simplemente se hacen. A la gente de Angerland rara vez le preocupa el contenido; solo les importa llegar a un acuerdo que sea aceptable para todos. Pero este nivel de pragmatismo... No sé qué decir. Literalmente le ponen un precio a su soberanía”.

A cambio, Majuscule ampliará su programa de Apoyo a los Ingresos, que pasará a cubrir al 25% de los desempleados de Angerland, por un total de ocho mil millones de dólares anuales durante los próximos diez años. Cabe señalar que el programa de Apoyo a los Ingresos también permite que la empresa acceda de forma ilimitada a los datos de los participantes.  Dado que se trata de un país cuyo auge fue alimentado por los gigantes de la tecnología y que ahora tiene un 40% de desempleo, tal vez no sorprenda que Irlanda esté vendiendo los pocos activos que le quedan y que los gigantes de la tecnología estén dispuestos a complacerlos.

Estas preguntas exploran cómo Internet podría evolucionar. Pero el camino que tomamos depende de nosotros.

Perteneciente a